miércoles, 15 de enero de 2014

Mis datos personales




  En el colegio me decían que soy como un pequeño elfo: mido 1.68 metros y tengo las orejas puntiagudas. Peso 55 kilos, que no significa una fragilidad, sino, más bien, una facilidad de movimientos al momento de jugar. Soy semi-lampiño y de piel trigueña.
Lo nuestro será un juego de intercambio(s): yo cumplo el deseo que quieras conmigo y tú me premias.
Vivo en un discreto lugar en el centro de Santiago, pero estoy dispuesto a trasladarme por todo Chile. En mi lugar o en el tuyo, lo importante es que lo pasaremos muy bien.
Basta con llamarme anticipadamente al número (+569)8 72 69 238 y/o escribirme al mail camilxxx.escort@gmail.com
También ofrezco servicios de cibersexo: mi skype es   camilxxx.escort@gmail.com

Nos vemos!! XD

jueves, 28 de noviembre de 2013

Porno online




Mi Porno OnLine sólo para clientes es una forma más de disfrutar con el sexo en venta. La exhibición mediatizada por la web me ha parecido muy excitante desde que comencé a prostituirme. Ser un "actor porno" en pocos minutos, a pedido personal de cada cliente que lo desee mirar, interactuando, como si le diera la posibilidad de armar en vivo las escenas de la porno que quiere ver,  mi director porno. Como las múltiples plataformas donde distintos chicos se exhiben desde su cam-web, esta ofrece ese mismo placer del voyerismo cibernético consentido, pero íntimo. Somos sólo tú y yo tecleando las ganas y absorbiéndonos frente a la pantalla. Sólo basta una transferencia del dinero acordado, coordinar lo que quieras ver y listo, puro goce virtual.
Cada petición puede ser conversada. No hay temor ni vergüenza. Lo único que podría limitarnos es el disfrute de cada uno: yo sólo haré lo que me haga disfrutar. Esto es un goce compartido, no sólo tuyo ni sólo mío. Estamos divirtiéndonos juntos así que la conversación honesta es clave para un buen Porno OnLine.
Si tienes juguetes sexuales y quieres que los use para ti por cam, no hay problemas. Luego te los devuelvo y hasta podemos usarlos en persona ya no sólo mirando la pantalla. La idea de esta Porno OnLine es materializar su virtualidad en nuestra cama si gustas. O simplemente nos mantenemos sólo como actor-espectador, en secreto, jugando. Las reglas las decidimos consensuadamente.
Mi skype es: camilxxx.escort@gmail.com

Nos vemos XDD
























jueves, 21 de noviembre de 2013

Mis gustos



       Si me preguntan el rol, creo que sólo tengo claro una cosa: el cuerpo está para disfrutarlo entero, así que podría decirse que soy "versátil" (o postmoderno XD).
Mis preferencias físicas cuando de sexo se trata no son muy evidentes. Creo que no tengo muchas preferencias y he aprendido a disfrutar del sexo con distintos tipos de cuerpos.
Debo confesar, sin embargo, que me calienta mucho la imagen del padre: sentirme como un hijo en la cama con su papá ha sido una de mis fantasías de niñez. Haber estado enamorado de mi padre cuando niño-adolescente me ha permitido disfrutar de esta labor: que hombres mayores me paguen es como cuando mi padre me regalaba plata y yo terminaba fantaseando que así me pagaba el silencio, que era su forma para que yo no le contara a la mamá las cosas que hacíamos en su cama de adultos casados.
Pero también me gusta la piel tierna, la ropita de color y ese uniforme escolar en los chicos más jóvenes. La humedad de la pubertad y el coraje porno de la adolescencia me despiertan los más ardientes deseos.
Que me amarren o amarrar. Me gusta golpear cuando sea necesario el castigo. Ser un “niño abusador” ha sido mi fantasía también y me fascina imaginar hombres fuertes sometidos a mi delgadez post-adolescente.  Jugar a la tortura puede ser muy entretenido si logramos gustos en común.
Porque para mí es principal, para el buen desarrollo de cada servicio, que encontremos nuestros gustos en común. Esto no se trata de que tu pago me obligue, a pesar de que no me guste, a hacer las cosas que quieres. Me gusta mucho el sexo, así que no es difícil que logremos ese común disfrute, todo el tiempo que así lo desees.
En el fondo soy un animalito en llamas, con mucha hambre y creatividad. Sólo tenemos que abrirnos a una conversación sin prejuicios morales para lograr un acuerdo placentero.
El trato no es complicado: tú pones el efectivo, yo pongo mi carnecita tibia.










Escolar

1
Que me castigue por ser el peor de la clase. Que me secuestre y no me deje nunca mirarle la cara. 













2
              Tengo que mantenerme como el más obediente. Su premio es lo que más quiero. Seré ejemplar y me querrá más que al resto.




Digame Camilo


Cuando me dice Camilo, despacito a la oreja, siento en el cuello una cosquilla como si me rodeara un collar de arañas. Tan sólo la pronunciación de Camilo  mientras me agarra fuerte las clavículas me parece suficiente para arder.
Desde niño quise que me lo dijeran Camilo. Imaginaba a mi padre todas las mañanas despertándome con su pronunciación en mi oreja, tibio y mojado.